Otro paro de los conductores de tren en Alemania coincide con una huelga de la tripulación de cabina de Lufthansa.

BERLÍN (AP) — Un gran número de maquinistas de tren en Alemania llevaron a cabo una huelga de 24 horas el martes en el último episodio de un amargo y prolongado conflicto sobre las horas de trabajo con el principal operador ferroviario del país, mientras que un paro de tripulantes de cabina en Lufthansa añadió más interrupciones para los viajeros.

El sindicato GDL convocó a los conductores de trenes de pasajeros de la estatal Deutsche Bahn a paralizar sus actividades a partir de las 2 de la madrugada. La huelga fue anunciada apenas el domingo por la noche, cumpliendo con una promesa de la semana pasada de no dar aviso con 48 horas de antelación.

El principal punto de desacuerdo en el conflicto es la demanda de GDL de reducir las horas de trabajo de 38 a 35 horas por semana sin recorte salarial. Algunos operadores privados más pequeños que prestan servicios regionales han aceptado la demanda.

En varias semanas de negociaciones entre el sindicato y Deutsche Bahn, los mediadores sugirieron una reducción de 38 a 36 horas para 2028, pero los detalles de su propuesta no satisficieron a GDL. El sindicato exigió una nueva oferta para el domingo por la noche, la cual no fue presentada.

La última huelga de GDL —la sexta en un conflicto que inició el año pasado— coincidió con un paro separado de 19 horas por parte de la tripulación de cabina de Lufthansa en vuelos desde Frankfurt, el principal centro de operaciones de la aerolínea alemana.

El sindicato UFO llamó a la tripulación de cabina a ir a la huelga de 4 de la mañana a 11 de la noche del martes en su búsqueda de un aumento salarial del 15% y pagos únicos de 3,000 euros por empleado para contrarrestar la inflación.

LEAR  ¡Consigue los AirPods Pro 2 con USB-C por el mejor precio de todos los tiempos de $189.99 gracias al descuento de $59 de Amazon!

Un paro similar de la tripulación de cabina en vuelos desde Múnich se llevará a cabo el miércoles. Lufthansa estimó antes de las huelgas que un total de 1,000 vuelos serían cancelados durante los dos días.

Estos paros siguen a una huelga la semana pasada por parte del personal de tierra de Lufthansa en un conflicto con otro sindicato.