Shehbaz Sharif se convierte en el nuevo primer ministro de Pakistán.

El domingo, Pakistán eligió a Shehbaz Sharif como el nuevo primer ministro del país, semanas después de unas elecciones nacionales que estuvieron marcadas por acusaciones de fraude y manipulación.

“Cambiaremos el destino de Pakistán”, dijo Sharif en su discurso de victoria, en medio de protestas de seguidores del líder encarcelado Imran Khan contra su nombramiento.

Los legisladores del Partido Tehreek-e-Insaf de Khan llevaban retratos del líder encarcelado y gritaban “ladrón de votos” durante el discurso de Sharif.

Pidió a los líderes de la oposición que protestaban que aportaran ideas sobre la economía y la reconciliación, y dijo: “enfrentemos juntos los desafíos [que enfrenta la nación]”.

El nuevo líder de Pakistán se enfrenta a una serie de desafíos abrumadores, desde mejorar la economía tambaleante hasta equilibrar las relaciones con el aliado de larga data del país, Estados Unidos, así como con su socio emergente, China.

En su discurso, Sharif abordó estos problemas importantes y describió sus planes para abordarlos.

También habló sobre la igualdad de derechos y oportunidades para las mujeres, el cambio climático, el comercio y la inversión, el terrorismo y las relaciones exteriores.

“No formamos parte de ningún gran juego”, declaró Sharif sobre sus planes de política exterior que incluyen la entrada sin visa para países amigos.

Sharif, un candidato conjunto propuesto por al menos seis partidos políticos, agradeció a sus aliados por su apoyo.

Sharif obtuvo 201 votos, en comparación con su oponente respaldado por el PTI de Khan, quien recibió 92 votos, en la Asamblea Nacional de 336 miembros.

El PTI alega que los resultados fueron manipulados, privando al partido de su parte de escaños.

LEAR  La Corte Penal Internacional celebrará por primera vez una audiencia en ausencia sobre el líder rebelde ugandés Kony.

El presidente de la Liga Musulmana de Pakistán-Nawaz (PML-N) y hermano menor del ex primer ministro Nawaz Sharif en tres ocasiones fue elegido por segunda vez.

En 2022, reemplazó a Khan y lideró un gobierno de coalición durante aproximadamente 16 meses, en un mandato que generó críticas generalizadas.

En ese momento, Sharif lideraba un gobierno de coalición de más de 10 partidos. Cuando asumió el cargo, la nación estaba al borde del impago y el gobierno de Sharif buscó un paquete de rescate con el Fondo Monetario Internacional.

Esto resultó impopular, con duras condiciones que llevaron a altos precios de la electricidad y el gas y niveles récord de inflación.

A pesar de las acusaciones de fracaso, Sharif argumentó que tomó decisiones impopulares para proteger al país del impago, sacrificando su reputación política en el proceso.

Las elecciones del 8 de febrero en Pakistán, una potencia nuclear propensa a los golpes de estado, estuvieron marcadas por acusaciones de fraude, presunta injerencia militar y violencia esporádica en la carrera hacia las urnas.

El partido de Khan ya ha iniciado protestas callejeras contra el supuesto fraude, lo que sugiere una continua inestabilidad política.