Rusia arresta a 4 sospechosos en el ataque de Moscú a medida que aumenta el número de muertos a 133

Las autoridades rusas informaron el sábado que habían arrestado a cuatro individuos sospechosos de provocar un incendio en un concierto en las afueras de Moscú y de matar al menos a 133 personas, uno de los peores ataques terroristas que ha sacudido a Rusia en los casi 25 años de mandato del presidente Vladimir V. Putin.

El Estado Islámico se ha atribuido el brutal asalto en tres mensajes diferentes emitidos desde el viernes. Pero el señor Putin, en sus primeras declaraciones públicas sobre la tragedia más de 19 horas después del ataque, no mencionó al grupo extremista ni la identidad de los perpetradores, culpando de manera general al “terrorismo internacional”, mientras que los medios estatales rusos rápidamente comenzaron a sugerir que Ucrania y sus aliados occidentales eran responsables.

El líder ruso arremetió contra Ucrania, diciendo que los sospechosos fueron arrestados mientras viajaban hacia la frontera rusa, donde alegó que se les estaba preparando un cruce desde “el lado ucraniano”. Kyiv ha negado cualquier implicación en el ataque.

Las transmisiones de noticias estatales rusas ignoraron en gran medida o pusieron en duda la atribución del ISIS, y los comentaristas se centraron en tratar de culpar a Ucrania. Hasta el sábado, las autoridades no habían revelado la identidad de los presuntos pistoleros.

Pero los medios de comunicación estatales mostraron lo que describieron como imágenes de interrogatorios de al menos dos de los sospechosos, incluido uno que habló en tayiko a través de un intérprete y otro que dijo que llevó a cabo los asesinatos por dinero después de ser reclutado a través de la aplicación de mensajería Telegram. El Ministerio del Interior de Rusia dijo que los cuatro sospechosos eran todos ciudadanos extranjeros.

LEAR  A medida que Hamas libera más rehenes, parece posible una tregua más larga.

En su mensaje en video, el señor Putin dijo que los cuatro principales perpetradores habían sido arrestados, así como otras siete personas.

“Lo principal ahora es evitar que aquellos que estuvieron detrás de esta masacre sangrienta cometan nuevos crímenes”, dijo.

El líder ruso designó el domingo como día nacional de luto y prometió represalias contra aquellos que organizaron el ataque.

“Todos los perpetradores, organizadores y comisionados de este crimen recibirán un castigo justo e inevitable”, dijo Putin. “No importa quiénes sean, no importa quién los haya dirigido, repito, identificaremos y castigaremos a todos los que estaban detrás de los terroristas.”

Para el sábado, el vasto lugar del concierto había sido reducido a una montaña de escombros quemados, polvo y humo, después de que un gigantesco incendio envolviera las instalaciones en las horas posteriores al ataque y derribara el techo.

Mientras los servicios de emergencia continuaban rastreando la escena, los sobrevivientes relataban relatos desgarradores de sus escape.

“El pánico fue aterrador”, dijo Olya Muravyova, de 38 años, que estaba en la fila con su esposo para comprar una cerveza antes de la actuación de Piknik, una banda de rock rusa formada a finales de la década de 1970 que estaba a punto de tocar en el lugar cuando ocurrió el ataque.

“Estábamos de tan buen humor”, dijo el sábado, visitando la escena del ataque con la esperanza de recoger su coche. De repente, cinco minutos antes de que comenzara la actuación, escuchó disparos.

“Pensé que tal vez la banda estaba haciendo una entrada dramática”, dijo. Pero su esposo le dijo que corriera y luego se escondiera.

LEAR  Irán rinde homenaje a los Guardias Revolucionarios muertos en el ataque de Siria y promete venganza.

También comenzaron a surgir los nombres de algunas de las víctimas de los informes oficiales y de noticias locales. La mayoría de los identificados hasta ahora parecían tener alrededor de 40 años, y muchos habían viajado desde otras partes del país para asistir al concierto.

Alexander Baklemishev, de 51 años, había soñado durante mucho tiempo con ver a la banda, dijo su hijo a los medios locales, y había viajado desde su ciudad natal de Satka, a unas 1.000 millas al este de Moscú, para verlos actuar.

Su hijo, Maksim, dijo al medio de comunicación ruso MSK1 que su padre había enviado un video del salón de conciertos antes del ataque y que eso fue lo último que escuchó de él.

“No hubo una última conversación”, dijo su hijo. “Todo lo que quedó es el video, y nada más.”

El sábado por la noche, el gobernador de la región de Moscú anunció que los rescatistas habían dado por concluida la búsqueda de sobrevivientes en el lugar del concierto en las afueras de Moscú, según TASS. El número de muertos se mantuvo en 133, pero la búsqueda de cuerpos continuaría, dijo el gobernador.

En todo el país, rusos colocaron flores en memoriales improvisados. Muchos se alinearon en la capital para donar sangre. Funcionarios rusos dieron actualizaciones regulares sobre las más de 100 personas heridas en el ataque, muchas de ellas en estado crítico. Las autoridades advirtieron que es probable que el número de muertos aumente, y dijeron que tres niños se encuentran entre los fallecidos.

Funcionarios de Estados Unidos dijeron que la atrocidad fue obra del Estado Islámico-Khorosan, o ISIS-K, una filial del grupo activa en Pakistán, Afganistán e Irán.

LEAR  La criatura de Gyeongseong mezcla monstruos, ciencia ficción y romance en un drama coreano loco

“ISIS es un enemigo terrorista común que debe ser derrotado en todas partes”, dijo Karine Jean-Pierre, secretaria de prensa de la Casa Blanca, el sábado.