Cambios en el gabinete del Reino Unido indican un giro hacia el centro político.



Reshuffle of Prime Minister Rishi Sunak’s Cabinet Signals Shift Away from Divisive Politics

El primer ministro, Rishi Sunak, reorganizó su gabinete el lunes, lo que pareció señalar un cambio lejos de la política divisiva que fue promovida por la secretaria de interior de extrema derecha, Suella Braverman, y que se había convertido en una característica de su gobierno en los últimos meses.

La Sra. Braverman fue reemplazada por James Cleverly, una figura más conciliadora que rara vez habla sobre los problemas culturales que su predecesora promovía con frecuencia.

Reemplazando al Sr. Cleverly en el Ministerio de Relaciones Exteriores se encuentra el ex primer ministro David Cameron, un político de centroderecha que, durante cinco años, dirigió un gobierno de coalición con los centristas Demócratas Liberales. Opositor al Brexit, el Sr. Cameron convocó un referéndum sobre el tema con la esperanza, pero fracasó, lograr un mandato para permanecer en la Unión Europea.

Ninguno de los dos nombramientos probablemente será recibido con agrado por la facción de extrema derecha del Partido Conservador, donde la Sra. Braverman tenía un grupo pequeño pero vocal de seguidores.

Tampoco es la decisión de mantener a Jeremy Hunt como canciller del Exchequer. La resistencia del Sr. Hunt a los recortes de impuestos ha disgustado a un grupo más amplio de legisladores conservadores. Ha hecho de controlar la inflación su prioridad y dice que reducir los impuestos tendrá que esperar.

Sin embargo, el liderazgo conservador del Sr. Sunak ha estado enfrentando un profundo peligro político, con encuestas que muestran al partido rezagado detrás del Partido Laborista por alrededor de 20 puntos, y con intentos del primer ministro de apelar a la derecha habiendo fallado en cambiar la posición del partido.

LEAR  Explosión cerca del Hospital Al Shifa en Gaza mata a 13 e hiere a muchos otros.

La Sra. Braverman había utilizado su posición en el gabinete para promover una postura dura sobre la migración, utilizando retórica incendiaria. Ella describió la migración como un “huracán”, la llegada de solicitantes de asilo en la costa británica como una “invasión” y la falta de vivienda como una “elección de estilo de vida”.

Si bien la retórica del Sr. Sunak siempre fue más medida, él respaldó la mayoría de sus ideas, en particular sus planes para detener la llegada de solicitantes de asilo en pequeñas embarcaciones enviándolos a Ruanda.

Y con unas elecciones generales inminentes, el primer ministro había dado más énfasis recientemente a las políticas promovidas por la derecha del partido. En los últimos meses, ha debilitado los objetivos medioambientales, prometido defender a los automovilistas y prometido extraer más petróleo y gas del Mar del Norte.

Los analistas han visto esas declaraciones como parte de un intento más amplio de tratar de energizar a las personas que votaron por los Conservadores durante las últimas elecciones generales en 2019, pero que parecen estar alejándose del partido, según las encuestas de opinión.

Cómo encajan los últimos movimientos en la cima del gobierno en la estrategia más amplia del Sr. Sunak de cara a las elecciones generales está por verse.