La Academia de Música y Paz en Medio Oriente de Daniel Barenboim

En una entrevista después de un ensayo reciente, el Sr. Barenboim expresó su preocupación de que la última guerra pueda convertirse en una “catástrofe mundial” en ausencia de más esfuerzos para reunir a israelíes y palestinos.

“No tiene sentido decir, ‘Los judíos hemos sufrido más que nadie’, o que los palestinos digan, ‘Hemos sufrido más que todos ustedes'”, dijo. “Este ha sido un siglo muy difícil con poco descanso. Creo que tenemos que seguir adelante, olvidar nuestras propias posiciones y llevarnos bien con un sentido de igualdad”.

El año escolar en la Academia Barenboim-Said comenzó este mes con las habituales sesiones de orientación sobre las tensiones israelí-palestinas, cómo respetar las diferencias y cómo ir más allá de los estereotipos.

Luego vino el mortífero ataque liderado por Hamas al sur de Israel el 7 de octubre y los subsiguientes ataques israelíes en Gaza. Muchos estudiantes, con sus teléfonos zumbando con mensajes frenéticos de amigos y familiares y mostrando imágenes de devastación, estaban demasiado perturbados como para practicar sus instrumentos. Los líderes de la escuela, incluyendo a Regula Rapp, la rectora, y Michael Barenboim, hijo de Mr. Barenboim y decano de la escuela, trajeron a consejeros que hablaban hebreo y árabe fluidamente.

Los estudiantes se aseguraron de mantenerse en contacto entre sí y organizaron reuniones para intentar resolver algunas de sus diferencias. Sin saber qué decir, a veces solo ofrecían abrazos. En un momento, se reunieron para una cena de comienzo de semestre, compartiendo platos caseros: hummus, baba ghanouj, labneh y ensalada de bulgur.

Sus conversaciones a veces eran tensas, ya que los músicos de Israel hablaban de perder el sentido de seguridad y los palestinos describían la vida bajo el sofocante bloqueo que Israel ha impuesto a Gaza durante 16 años. Las conversaciones también eran profundamente personales, con algunos estudiantes compartiendo historias de perder seres queridos durante décadas de violencia en Medio Oriente.

LEAR  Universal Music Group y TikTok enfrentan dificultades crecientes en su disputa por la música

Los estudiantes intentaron apoyarse mutuamente mientras enfrentaban nuevas dificultades en la sociedad alemana; las autoridades prohibieron muchas reuniones pro-palestinas y se atacó una sinagoga en Berlín con cócteles Molotov. Se reunían en sus dormitorios o salían a tomar cerveza y fumar cigarrillos y hablaban sobre cómo se sentían culpables de estar lejos de sus familias.

Roshanak Rafani, de 29 años, percusionista de Teherán que es miembro del gobierno estudiantil, dijo que la agitación en la región podría ser devastadora; en ocasiones ha considerado abandonar sus estudios.

“Imagina que la gente está muriendo, y ahora solo estoy practicando para ver qué mano debo colocar aquí o allá”, dijo. “Todos sentimos este conflicto interno”.

Agregó que los jóvenes músicos han superado sus diferencias al abrazar la idea de que “todos somos estudiantes y aquí no hay bandos”.

“Todos hemos aceptado el hecho de que no podemos convencer realmente a los demás sobre muchas cosas”, dijo. “La gente habla y levanta la voz y grita y llora, pero dos horas después, se están abrazando nuevamente”.

La guerra también ha estado presente en las discusiones en el aula.

En una reciente clase de filosofía, el tema fue la alegoría de la cueva de Platón, una metáfora para reflexionar sobre la brecha entre la ignorancia y el conocimiento.