El hombre es detenido por el asesinato en el incendio de un edificio en Sudáfrica

Un hombre ha sido arrestado bajo sospecha de 77 asesinatos después de revelar en una investigación pública que él inició el mortal incendio del pasado agosto en un edificio de Johannesburgo.

El joven de 29 años confesó mientras daba testimonio en la investigación, según la policía.

El año pasado, un incendio arrasó el edificio Usindiso en Marshalltown, donde vivían muchas personas pobres, cobrándose 77 vidas y dejando a muchos heridos.

La tragedia puso de manifiesto el problema de los edificios abandonados o descuidados por sus propietarios en Sudáfrica.

Un portavoz del Servicio de Policía Sudafricana dijo que se espera que el sospechoso, cuya identidad no puede ser revelada, comparezca pronto en la corte.

También se espera que enfrente cargos por incendio provocado y 120 cargos de intento de asesinato.

La persona confesó “haber participado en el inicio del trágico incendio” mientras daba su testimonio durante una sesión de la investigación, según la policía.

El edificio Usindiso era el hogar de cientos de personas, algunas de las más pobres de la sociedad sudafricana.

Estos edificios abandonados a menudo carecen de servicios básicos como agua y electricidad o medidas de seguridad contra incendios, y a veces son “tomados” por criminales que hacen demandas a los residentes.

El municipio de Johannesburgo era propietario del edificio Usindiso y el lunes, el alcalde Kabelo Gwamanda dijo que se estaban investigando 188 edificios “malos”, 134 de ellos en el centro de la ciudad.

La investigación pública sobre el desastre está recopilando pruebas sobre el incendio y el problema más amplio de los edificios inseguros, y se espera que presente un informe más adelante este año.

LEAR  Capital One en conversaciones avanzadas para comprar Discover Financial, dicen fuentes. Por Reuters.

Poco después del incendio, el presidente Cyril Ramaphosa dijo que había sido una “llamada de atención” para Sudáfrica y que la ciudad de Johannesburgo debía hacer frente a los problemas de vivienda y servicios en el centro de la ciudad.

Sudáfrica se enfrenta a una escasez crónica de viviendas, con un estimado de 15,000 personas sin hogar en Johannesburgo.

Un mapa sitúa el lugar del incendio en Johannesburgo, Sudáfrica