El F.M.I. Acepta un Paquete de Rescate Mucho Más Grande para Egipto

El Fondo Monetario Internacional ha acordado más que duplicar un paquete de rescate para Egipto, que está atravesando la peor crisis económica en décadas, exacerbada por la guerra en la Franja de Gaza vecina y en Ucrania.

Ahora, el fondo planea proporcionar a Egipto $8 mil millones, frente a los $3 mil millones iniciales anunciados en octubre de 2022.

Ivanna Vladkova Hollar, jefa de la misión del FMI en Egipto, señaló en una rueda de prensa que la economía egipcia, ya en dificultades, se había visto aún más afectada por el conflicto entre Israel y Hamas, que ha impactado en el vital sector turístico del país.

Al mismo tiempo, los ingresos del Canal de Suez se redujeron a la mitad después de que los militantes houthis, que dicen actuar en solidaridad con los palestinos en Gaza, comenzaran a atacar los barcos de carga que utilizaban las rutas de envío del Mar Rojo.

El Primer Ministro de Egipto, Mostafa Madbouly, dijo que el acuerdo permitiría al gobierno asegurar $1.2 mil millones adicionales, además de los $8 mil millones, provenientes del fondo de adecuación ambiental del FMI y alentaría a socios de desarrollo como el Banco Mundial y la Unión Europea a también otorgar más préstamos a Egipto para ayudarlo a alcanzar la estabilidad financiera.

La semana pasada, Egipto aseguró un acuerdo por valor de $35 mil millones con los Emiratos Árabes Unidos para el desarrollo de partes de su costa mediterránea. Los funcionarios egipcios lo celebraron como la mayor inversión extranjera directa en la historia de Egipto.

Horas antes de que se anunciara el acuerdo con el FMI, en un intento por frenar la inflación desenfrenada, el Banco Central de Egipto devaluó la moneda en más del 35 por ciento – fue la cuarta devaluación desde octubre de 2022 – y aumentó las tasas de interés en 600 puntos básicos.

LEAR  La UE decide reunirse el 1 de febrero para discutir los €50 mil millones para Ucrania.

Madbouly dijo que su gobierno y el FMI habían llegado a un consenso sobre los objetivos del plan de reforma estructural de Egipto.

“El objetivo es aumentar las reservas en moneda extranjera, reducir la carga de la deuda, garantizar el flujo de inversiones extranjeras directas y trabajar hacia tasas de crecimiento altas para la economía de Egipto”, dijo.

El gobierno y el fondo monetario están comprometidos con medidas de protección social para las personas vulnerables que se verán afectadas por los planes de reforma, dijo Madbouly.

Durante los últimos 18 meses, una grave escasez de divisas extranjeras en Egipto, que depende en gran medida de las importaciones, ha disparado los precios -y la ansiedad sobre el futuro- a niveles inimaginables. El costo de algunos alimentos básicos se ha cuadriplicado, la carga de la deuda alcanzó un máximo histórico y la moneda perdió una gran parte de su valor, diezmando el poder adquisitivo de los ingresos de las personas y el valor de sus ahorros de toda la vida.

El Gobernador del Banco Central, Hassan Abdalla, dijo que el plan a medio plazo del gobierno apuntaba a reducir la inflación, que alcanzó un récord cercano al 40 por ciento el verano pasado, a un dígito.

Antes del acuerdo con el FMI, la creciente presión económica había obligado al gobierno a cambiar de táctica, incluyendo congelar algunos costosos megaproyectos ordenados por el Presidente Abdel Fattah el-Sisi, incluyendo una nueva capital lujosa en el desierto.

La presión adicional provino del FMI, que se negó a entregar gran parte del préstamo inicial hasta que Egipto cumpliera con algunas condiciones de política económica. Entre ellas estaba fomentar el crecimiento del sector privado eliminando las ventajas competitivas disfrutadas por las empresas de la milicia egipcia.

LEAR  Texas sembrado como el número 1 sobre Oklahoma para el torneo de softball de la NCAA

Durante la última década, la economía de Egipto ha estado luchando por la estabilidad. Muchos observadores señalan que la mala gestión, incluido el gasto excesivo en megaproyectos y la antigua dependencia de las importaciones, dejaron a Egipto vulnerable a sucesivos golpes externos. Además de la guerra en Gaza, hubo la pandemia del coronavirus y la guerra en Ucrania, que afectaron tanto al turismo como a las importaciones de trigo esenciales.

El Sr. el-Sisi ha defendido repetidamente las políticas de su gobierno, diciendo que el levantamiento de 2011 que derrocó al Presidente Hosni Mubarak desencadenó una precariedad económica duradera.

Sin embargo, en las interacciones diarias en las calles de El Cairo y en las redes sociales, muchos culpan al presidente, a quien acusan de gastar en proyectos de vanidad y debilitar la economía hasta el punto de socavar la influencia de Egipto en la región.

Algunos expertos consideran que el FMI, que ha prestado miles de millones de dólares a Egipto desde 2016, es parte del problema.

“No profundizan lo suficiente en lo que sucede en la maquinaria”, dijo Mohamed Fouad, consultor financiero y exlegislador egipcio.

Fouad espera que el prestamista internacional ahora tome decisiones más calculadas.

“Su mayor error,” dijo, “se produjo entre 2016 y 2020, cuando todos estaban celebrando, enfocándose únicamente en el aspecto macroeconómico. Pero el fundamento era endeble.”

Vivian Yee contribuyó con el reportaje.