Cameron Ortis es encontrado culpable de proporcionar secretos a criminales.

En la versión del abogado, las apuestas eran altas cuando Cameron Ortis asumió una misión secreta mientras trabajaba en la Real Policía Montada de Canadá, donde era el director civil de una unidad de inteligencia de élite. “Protegió a Canadá de amenazas graves e inminentes”, dijo el abogado Mark Ertel a un jurado en Ottawa.

Pero los fiscales y testigos en el juicio de Ortis dijeron que no hubo tal misión y, en cambio, proporcionó inteligencia sensible a personas bajo investigación criminal sin autorización ni conocimiento de la fuerza policial. “Su historia no fue más que un intento de hacerles creer que sus actos criminales, auto-motivados, tenían como objetivo un propósito elevado y secreto”, dijo Judy Kliewer, una de las fiscal, a los jurados, al tiempo que reconoció que el verdadero motivo de Ortis sigue siendo un misterio para los investigadores.

El miércoles, Ortis fue declarado culpable de cuatro cargos por proporcionar información operativa confidencial a cuatro hombres que eran objeto de investigaciones policiales, abuso de confianza y uso no autorizado de una computadora. Ortis será sentenciado en enero y enfrenta hasta 15 años de prisión.

Fue una caída notable para Ortis, de 51 años, a quien incluso los fiscales admitieron que era muy respetado cuando fue arrestado en 2020 y acusado de dar información secreta. Ascendió de director de investigación de operaciones, el cargo que ocupaba cuando los fiscales dicen que estaba filtrando secretos, a ser el director general de la unidad nacional de coordinación de inteligencia. Ambos eran posiciones inusualmente altas para un civil dentro de la fuerza policial nacional.

bit.ly/36GwPfq

LEAR  Ministro de Relaciones Exteriores de China se reúne con homólogo de Nueva Zelanda para dar inicio a gira diplomática.