Uber y Lyft no se irán de Minneapolis justo todavía después de la votación para retrasar el aumento de pago a los conductores.

Las empresas de transporte compartido Uber y Lyft han anunciado que retrasarán su salida planificada de Minneapolis después de que los funcionarios de la ciudad decidieron posponer el inicio de un aumento salarial para los conductores en dos meses.

El Consejo Municipal de Minneapolis votó por unanimidad para implementar la ordenanza el 1 de julio en lugar del 1 de mayo.

Algunos miembros del consejo afirman que esto les da a otras empresas de transporte compartido más tiempo para establecerse en el mercado antes de que Uber y Lyft potencialmente se retiren, y brinda a los legisladores de Minnesota la oportunidad de aprobar normas a nivel estatal sobre el pago a conductores de transporte compartido.

La concejala Robin Wonsley, autora principal de la ordenanza, dijo que el retraso conducirá a mejores resultados para los conductores y los pasajeros, y sentará unas bases más sólidas para una industria de transporte compartido más equitativa en todo el estado. Ella calificó al modelo de la industria actual como “extremadamente explotador”.

Según la ordenanza, las empresas de transporte compartido deben pagar a los conductores al menos $1.40 por milla y $0.51 por minuto, o $5 por viaje, lo que sea mayor, excluyendo propinas, por el tiempo dedicado a transportar pasajeros en Minneapolis.

El cambio tiene como objetivo garantizar que las empresas paguen a los conductores el equivalente al salario mínimo de la ciudad de $15.57 por hora después de descontar el costo de la gasolina y otros gastos. Sin embargo, un estudio reciente encargado por el Departamento de Trabajo e Industria de Minnesota encontró que una tarifa más baja de $0.89 por milla y $0.49 por minuto alcanzaría la meta de $15.57.

LEAR  Dos muertos, cinco desaparecidos después de colisión de embarcaciones en el Danubio en Hungría según Reuters.

Representantes de Uber y Lyft dicen que apoyarían la tarifa más baja del estudio estatal, pero no la tarifa más alta de la ciudad. Uber afirma que terminaría sus operaciones en toda el área metropolitana de Minneapolis-St. Paul, una región de siete condados con 3.2 millones de habitantes, mientras que Lyft solo dejaría de prestar servicio en Minneapolis.

Lyft dijo que la tarifa de la ciudad “hará que los viajes sean demasiado caros para la mayoría de los pasajeros, lo que significa que, en última instancia, los conductores ganarán menos. Esto no es sostenible para nuestros clientes”.

Uber también advirtió sobre una disminución en la demanda, al decir que incluso la tarifa del estudio estatal aún “probablemente llevará a una reducción en el salario por hora, ya que los conductores pasarán más tiempo entre viajes esperando a los pasajeros”, dijo el portavoz de la empresa, Josh Gold.

Algunos legisladores estatales han propuesto la anulación de la ordenanza de la ciudad con una ley estatal.

Uber y Lyft previamente se retiraron de Austin, Texas, en 2016, después de que la ciudad exigiera verificaciones de antecedentes basadas en huellas dactilares de los conductores como medida de seguridad para los pasajeros. Las empresas regresaron después de que la Legislatura de Texas anuló la medida local y aprobó una ley que implementaba reglas diferentes a nivel estatal.

En la Legislatura de Minnesota, el líder de la mayoría demócrata de la Cámara de Representantes, Jamie Long de Minneapolis, dijo que espera que las negociaciones en curso entre los funcionarios estatales y locales puedan ayudar a resolver la disputa.

LEAR  JPM eleva a 'sobrepeso', prevé ganancias más sólidas según Investing.com

“Creo que vamos a llegar a un resultado que mantendrá a las empresas operando y protegerá a los conductores”, dijo Long a los periodistas. “Realmente espero que podamos evitar la anulación”.

Los conductores de Uber y Lyft en el área de Minneapolis están divididos sobre el tema del pago a los conductores.

Muhiyidin Yusuf, de 49 años, apoya la ordenanza. Yusuf dijo que trabaja como conductor de Uber y Lyft durante unas 60 horas cada semana, pero aún así depende de la ayuda del gobierno y acusó a las empresas de obtener grandes beneficios mientras él lucha.

“Estoy haciendo todo el trabajo. Pero ellos se quedan con la mayoría del dinero”, dijo Yusuf, quien emigró de Somalia en 2010. Él es uno de los muchos inmigrantes africanos en el área de Minneapolis que trabajan como conductores de Uber y Lyft y han abogado por el aumento de las tarifas en los últimos años.

Maureen Marrin, una conductora a tiempo parcial de Uber y Lyft, se opone a la ordenanza. Marrin dijo que gana un promedio de $40 por hora mientras conduce y no entiende cómo otros conductores ganan menos que el equivalente al salario mínimo.

“Soy afortunada. Estoy jubilada, tengo otra fuente de ingresos, por lo que también es más fácil para mí ganar más dinero porque puedo elegir”, dijo Marrin. “Pero estoy preocupada de que ellos (Uber y Lyft) se vayan y sean reemplazados por algo que ni siquiera sabemos qué estamos obteniendo.”

Subscríbase al boletín informativo diario de CFO para mantenerse al día con las tendencias, problemas y ejecutivos que dan forma a las finanzas corporativas. Regístrese de forma gratuita.

LEAR  El papel de la tecnología sanitaria para abordar las disparidades en la atención sanitaria