Suecia oficialmente se une a la Alianza de la OTAN, un golpe estratégico a Moscú.

Suecia se unió formalmente a la OTAN el jueves, convirtiéndose en su miembro número 32, dos años después de la invasión de Ucrania por parte de Rusia, que obligó tanto a Suecia como a Finlandia a abandonar su tradicional no alineamiento militar y buscar la seguridad colectiva de la alianza liderada por Estados Unidos.

Después de meses de incertidumbre causados por las dudas de Turquía y Hungría, Suecia se unió oficialmente depositando su documentación legal, su instrumento de adhesión al Tratado del Atlántico Norte, en el Departamento de Estado de EE. UU. en Washington.

En una breve ceremonia en Washington, el Secretario de Estado Antony J. Blinken recibió los documentos de Ulf Kristersson, el primer ministro sueco, y dijo: “Las cosas buenas llegan a aquellos que esperan.” Blinken dijo que “todo cambió” después de la invasión rusa. “Los suecos se dieron cuenta de algo muy profundo: que si Putin estaba dispuesto a intentar borrar a un vecino del mapa, entonces bien podría no detenerse allí.”

Blinken dijo que la membresía de Suecia es un claro ejemplo “del desastre estratégico que Ucrania se ha convertido para Rusia”, agregando: “Todo lo que Putin intentó evitar, lo ha precipitado en realidad con sus acciones, con su agresión.”

Kristersson dijo que “hoy es un día verdaderamente histórico”. Suecia, dijo, “defenderá la libertad junto con los países más cercanos a nosotros, tanto en términos de geografía, cultura y valores.” Prometió que Suecia, que había desmantelado en gran medida sus fuerzas terrestres después de 1989 pero ha mantenido una poderosa fuerza aérea y armada, pronto alcanzaría el objetivo de la OTAN de gastar el 2 por ciento del PIB en el ejército.

LEAR  El significado de una plaza en Tel Aviv para las familias de los rehenes y sus partidariosEl significado de una plaza en Tel Aviv para las familias de los rehenes y sus partidarios.

La OTAN está planeando una ceremonia el lunes para izar la bandera sueca en su sede de Bruselas, así como en los comandos de la OTAN en Europa y América del Norte.

Jens Stoltenberg, el secretario general de la OTAN, calificó este día como “un día histórico”. En un comunicado, dijo que “Suecia ahora tomará su lugar legítimo en la mesa de la OTAN, con igual voz en la formación de políticas y decisiones de la OTAN. Después de más de 200 años de no alineamiento, Suecia ahora goza de la protección otorgada en virtud del Artículo 5, la garantía última de la libertad y seguridad de los aliados.”

Suecia, continuó, “hace más fuerte a la OTAN, a Suecia más segura y a toda la alianza más segura.”

El gobierno ruso ha dicho que ahora tomará medidas indefinidas para fortalecer su propia defensa contra la recién ampliada OTAN, que ahora cuenta, con Suecia y Finlandia, con una frontera terrestre mucho más larga con Rusia que antes.