Podcasters neonazis condenados por llamar a la muerte del príncipe Harry

En Londres, el jueves pasado, fueron sentenciados a prisión dos podcasters neonazis que llamaron a la ejecución del Príncipe Harry.

Los anfitriones del podcast, Christopher Gibbons, de 40 años, y Tyrone Patten-Walsh, de 36, ambos de Londres, habían sido condenados en julio por todos los cargos en su contra.

El Sr. Gibbons, quien fue condenado por alentar actos de terrorismo y diseminación de publicaciones terroristas, fue sentenciado a ocho años de prisión. El Sr. Patten-Walsh recibió siete años por alentar actos de terrorismo.

Una declaración de la policía describió las opiniones de los hombres como “homofóbicas, racistas, antisemitas, islamofóbicas y misóginas”.

“El material que Gibbons y Patten-Walsh compartieron es exactamente el tipo de material que tiene el potencial de atraer a personas vulnerables, especialmente a jóvenes, hacia el terrorismo”, dijo el Comandante Dominic Murphy, quien lidera el Comando de Contraterrorismo de la Policía Metropolitana.

La policía dijo que los hombres habían producido 21 episodios de su podcast, inicialmente titulado “Lone Wolf Radio” y posteriormente renombrado como “Black Wolf Radio”, que tenía aproximadamente 125 suscriptores. El Sr. Gibbons también creó una biblioteca en línea de material de extrema derecha, con alrededor de 1,000 suscriptores, según la policía.

“La evidencia demuestra que desean vivir en un mundo dominado por personas blancas, exclusivamente para personas blancas”, dijo el juez Peter Lodder, quien dictó las sentencias, según The Associated Press.

Durante el juicio de los hombres, se dijo que tenían un odio hacia las relaciones de razas mixtas; que habían llamado a que el Príncipe Harry, cuya esposa, Meghan Markle, es birracial, fuera “ejecutado judicialmente por traición”; y que habían hecho comentarios odiosos sobre el hijo de la pareja, Archie.

LEAR  Las 10 mejores aplicaciones de viaje en la tienda de aplicaciones de Estados Unidos por rendimiento de adquisición de usuarios

“Son supremacistas blancos dedicados y sin remordimientos”, dijo la fiscal Anne Whyte en el juicio, según informes de medios. “Pensaron que si usaban el formato de un programa de radio, casi a la luz del día, podrían hacer pasar su empresa como el ejercicio legítimo de su libertad de expresión.”