Los ceses al fuego pasados entre Israel y Hamas han demostrado ser frágiles.

Israel y Hamás han acordado un alto el fuego de cuatro días, pero si el pasado es un indicativo, no hay garantía de que la pausa en los combates se mantenga, mucho menos que conduzca a una paz duradera.

La historia de las hostilidades entre Israel y Hamás está llena de acuerdos de alto al fuego y treguas que se rompieron o apenas se mantuvieron. Se ha convertido en un ciclo demasiado familiar: una escalada de violencia, una serie de negociaciones mediadas por terceros países, promesas de flexibilización de los bloqueos y un alto en los combates, seguido de un período de calma frágil.

Veamos cómo han resistido o colapsado algunos acuerdos pasados.

Mayo de 2023: Los mediadores egipcios lograron un alto el fuego entre Israel y la Yihad Islámica Palestina, un grupo militante con base en Gaza que es más pequeño que Hamás, poniendo fin a cinco días de violencia que dejaron 35 muertos. Un día después, unos breves disparos de cohetes inquietaron, pero el acuerdo parecía mantenerse.

Mayo-junio de 2021: Una guerra de 11 días que marcó la peor escalada de violencia en Gaza desde 2014 dejó 230 gazatíes muertos antes de terminar con un acuerdo de alto el fuego. Menos de un mes después, los militantes palestinos enviaron globos incendiarios al sur de Israel, y los ataques aéreos militares israelíes golpearon objetivos dentro de Gaza, sin causar bajas pero poniendo a prueba el acuerdo.

Julio-agosto de 2014: Este conflicto importante se desató por el secuestro de tres adolescentes israelíes en Cisjordania después de que Israel comenzara el bombardeo a Gaza. Seis días después, Egipto propuso un alto el fuego al que Israel accedió. Hamás lo rechazó, argumentando que no se abordaban ninguna de sus demandas, y los disparos de cohetes desde Gaza y los ataques aéreos israelíes se reanudaron. Egipto anunció otro alto el fuego dos días después, pero Israel envió tanques y tropas terrestres y comenzó a disparar contra Gaza desde el mar. En total, nueve treguas vinieron y se fueron antes de que el conflicto terminara después de 51 días y la muerte de más de 2,000 palestinos y 70 israelíes.

LEAR  Netanyahu afirma que Israel controlará la seguridad de Gaza después de la guerra.

Noviembre de 2012: Ocho días de conflicto sangriento entre Israel y Hamás terminaron con un alto el fuego, negociado por Estados Unidos y Egipto, con un memorando de entendimiento de una página que dejó muchos de los problemas que provocaron la violencia sin resolver y pendientes de más negociaciones. Israel violó el alto el fuego disparando sobre pescadores y agricultores que se aproximaban a los perímetros de seguridad recién relajados, pero también permitió por primera vez en años la entrada de materiales de construcción en Gaza como concesión.

Enero de 2009: Israel anunció unilateralmente un alto el fuego después de una guerra de 22 días contra Hamás en la que murieron más de 1,300 palestinos y 13 israelíes, diciendo que había logrado sus objetivos. Hamás y otros grupos armados palestinos declararon su propio alto el fuego poco después. Tan solo dos semanas después, los militantes lanzaron cohetes y proyectiles hacia el sur de Israel, lo que llevó al primer ministro de Israel, Ehud Olmert, a amenazar con una represalia “desproporcionada” y a tensar el alto el fuego.

Junio de 2008: Egipto intermedió una tregua de seis meses entre Hamás e Israel, poniendo fin a un período de intenso fuego de cohetes desde Gaza y ataques aéreos y redadas israelíes. Ataques con cohetes justo cinco días después del acuerdo amenazaron con desbaratarlo, pero la paz se mantuvo en su mayoría durante cinco meses. Sin embargo, para noviembre de ese año, el alto el fuego se había desmoronado, y cada lado acusaba al otro de no cumplir los términos.