Trabajando con Apple: ¿Estás considerando una migración de MDM? Aquí tienes algunas cosas para recordar

Migrar entre proveedores de gestión de dispositivos nunca es fácil, pero a veces es necesario. Si todos tus dispositivos se despliegan al mismo tiempo (en un contrato de arrendamiento, etc.), puedes sincronizar estos refrescos de dispositivos con el despliegue de la nueva gestión de dispositivos; de lo contrario, estarás migrando en pleno vuelo. El objetivo final es garantizar que los usuarios finales no tengan ninguna interrupción.

¿Por qué estás migrando? Antes de tomar la decisión, debes asegurarte de estar tomando la decisión correcta. ¿Estás cambiando simplemente por razones de costos, o hay desafíos técnicos que tu MDM actual no te permite superar? ¿Es difícil trabajar con el equipo de soporte y tienes problemas no resueltos?

La migración a un nuevo proveedor de gestión de dispositivos puede ser desafiante, costosa en términos de costos y mano de obra, y altamente disruptiva para la productividad. Hay razones para migrar, pero antes de comenzar, debes documentar cómo tu proveedor actual no está cumpliendo con tus necesidades y asegurarte de que tu nuevo proveedor pueda resolver ese problema.

La planificación es absolutamente vital. Al planificar tu migración de MDM, querrás comenzar con un documento de planificación integral y un plan de gestión de proyectos. Debes definir el alcance de la migración, identificar a las partes interesadas internas involucradas y establecer objetivos y plazos claros.

Usuarios primero. Un departamento de TI saludable es aquel que ve a los usuarios finales como sus clientes y se enfoca en poner a sus clientes primero. Con una migración de MDM, querrás asegurarte de que la experiencia del usuario esté en primer plano de la estrategia. Debes asegurarte de que el camino de migración sea lo más libre de fricciones posible, se comuniquen las fechas y se realice la capacitación.

LEAR  El Papa reafirma la relación especial de los cristianos con los judíos en medio del creciente antisemitismo y la guerra en GazaEl Papa reafirma la relación especial de los cristianos con los judíos en medio del creciente antisemitismo y la guerra en Gaza

Documenta todo. La documentación lo es todo cuando se trata de migraciones de MDM. Esto incluye preparar documentación detallada sobre las diferencias entre las plataformas antiguas y nuevas de MDM, por qué la empresa está cambiando (la transparencia es clave) y proporcionar sesiones de capacitación que puedan ayudar a cerrar estas brechas. También es importante tener un equipo dedicado para manejar consultas y problemas que surjan durante y después de la migración.

Consideraciones técnicas. Aborda los desafíos técnicos eligiendo el momento adecuado para realizar la migración para minimizar el impacto en las operaciones comerciales. El final del trimestre o del año fiscal no es el momento para comenzar esta migración. Encuentra un momento en el que las personas no estén viajando (no alrededor de conferencias, eventos clave, vacaciones de verano, etc.). También querrás probar el proceso de migración a fondo antes de implementarlo completamente en vivo para evitar muchos problemas posteriores a la migración.

Conclusión. Después de la migración, recopila continuamente comentarios de los usuarios para abordar cualquier problema de manera oportuna. Cualquier cosa relacionada con la migración de MDM debe considerarse una prioridad. La migración de MDM puede parecer abrumadora, pero el proceso puede ser significativamente simplificado con la preparación adecuada, un enfoque en la experiencia del usuario y una gestión efectiva del cambio. La clave para una migración exitosa no está solo en elegir la solución correcta, sino también en manejar el cambio y hacer felices a tus usuarios finales.