The tired employees of Labor are annoyed by holiday restrictions as the elections approachLos agotados empleados del Partido Laborista se molestan por las restricciones de vacaciones a medida que se acercan las elecciones.

Desbloquea el Editor’s Digest de forma gratuita

Los empleados del Partido Laborista se han quejado de fatiga después de soportar estrictos límites en las vacaciones para protegerse contra unas elecciones generales sorpresa, mientras Rishi Sunak mantiene en vilo al partido de la oposición sobre cuándo el Reino Unido se dirigirá a las urnas.

A finales del año pasado, se le dijo a los empleados del partido que evitasen tomar más de dos días consecutivos de descanso en previsión de unas elecciones anticipadas, según dos personas familiarizadas con el asunto. El Partido Laborista se negó a hacer comentarios.

Sunak aún no ha fijado una fecha para las elecciones generales, pero debe celebrarlas antes de enero de 2025. El primer ministro ha dicho que su “suposición de trabajo” es para unas elecciones en la segunda mitad de 2024.

Los empleados del Partido Laborista dijeron que las restricciones de vacaciones se transmitieron como una guía en lugar de, como alguien dijo, una prohibición al estilo norcoreano. El partido aún permitía circunstancias individuales y vacaciones de verano. Las elecciones en el Reino Unido no suelen celebrarse en agosto cuando las escuelas británicas están cerradas y los parlamentarios disfrutan de un largo receso.

Pero un asesor político dijo que la gente estaba “al límite” después de ser privada de vacaciones. “Si llegamos al gobierno, todo el mundo estará exhausto a este ritmo”, añadieron.

Otro asesor dijo que aunque algunas personas habían “evitado astutamente” las restricciones, la mayoría las había obedecido.

LEAR  Emmanuel Macron seduce a Wall Street mientras intenta posicionar a París como el principal centro financiero de Europa, llamando a las regulaciones bancarias de Basilea 'un asesino para tomar riesgos'

La presión sobre los empleados laboristas llega en un momento en el que el partido ha molestado a algunos sindicatos con cambios en su paquete de reformas de derechos laborales conocido como el “Nuevo Acuerdo”. Entre las promesas debilitadas por el Partido Laborista se encuentra la de dar a los trabajadores el “derecho a desconectar”.

El enfoque del Partido Laborista contrasta con el de los Conservadores, donde varios miembros del personal conservador dijeron que el partido en el poder aún no había establecido restricciones. Pero dijeron que probablemente lo haría una vez que se hubiera convocado una contienda.

Las campañas electorales de las elecciones generales en el Reino Unido suelen durar seis semanas entre el anuncio y el día de las elecciones.

Preguntado si estar en constante estado de campaña había agotado a los empleados, el jefe de campaña del Partido Laborista, Pat McFadden, aceptó que la “máquina está bastante acelerada”.

“La gente sigue teniendo derecho a vacaciones, pero en general hay partes de la vida de las personas que tendrán que esperar hasta después de las elecciones”, dijo McFadden al Financial Times.

McFadden dijo que los empleados laboristas habían luchado durante “elección tras elección” en los últimos 18 meses pero eran conscientes de que los esfuerzos tendrían que aumentar cuando se convocaran las elecciones generales.

Dos empleados laboristas dijeron que se les había dicho que esperaran trabajar seis días a la semana durante la campaña electoral.

Las demandas de la contienda también están afectando a los miembros del frente que esperan entrar en el gobierno después de luchar en una campaña prolongada sin respiro.

LEAR  Los republicanos esperan que la inflación —y las vibras— superen los impresionantes informes de empleo de Biden

“Todos vamos a estar muertos para Navidad”, bromeó un miembro del gabinete en la sombra.

Sunak tiene hasta diciembre para convocar una votación antes de que el parlamento se disuelva automáticamente, provocando unas elecciones generales que tendrán lugar a más tardar el 28 de enero de 2025.

El Partido Laborista ha presionado al líder tory para que vaya a las urnas antes, pero los asesores de Sunak esperan que retrasar la contienda pueda comprar tiempo para una economía más pujante y tasas de interés más bajas.

Baronesa Gabrielle Bertin, un miembro conservador en la cámara de los lores y ex ayudante política de David Cameron cuando era primer ministro, dijo que en la preparación para la contienda de 2010, los miembros del personal del partido estaban en “alerta roja” permanente.

“Había una prohibición de vacaciones, se aplazaban bodas. Tenía implicaciones bastante importantes para la gente”, dijo.

Sunak tiene la ventaja de controlar cuándo se convocarán unas elecciones, pero tiene que motivar a un partido que ha sido acosado por divisiones y escándalos.

La mayoría tory se ha reducido a más de la mitad desde las elecciones generales de 2019 a 38 diputados como resultado de múltiples defecciones, dimisiones y suspensiones. El Partido Laborista ha tenido una ventaja de 20 puntos en las encuestas desde 2022, según el rastreador de encuestas del FT.

Un ayudante de un diputado tory de alto rango dijo que la mala situación en las encuestas del partido había significado que las mentalidades de algunos miembros del personal estaban cambiando hacia un futuro en la oposición.

Algunos ex ayudantes tories están teniendo dificultades para encontrar trabajo fuera del gobierno en áreas como las relaciones públicas, dado el amplio consenso de que el Partido Laborista estará en el gobierno antes de Navidad.

LEAR  J&J, Bristol Myers Squibb pierden desafíos en las negociaciones de precios de medicamentos con Medicare

Un alto miembro del personal tory parecía menos preocupado por un posible aumento de la carga de trabajo en las elecciones. Más bien, estaba mirando más allá de la campaña hacia sus consecuencias, esperando estar fuera del gobierno y fuera del Reino Unido en un largo “paseo por Sudamérica”.