Putin visitará a Xi, poniendo a prueba una asociación sin límites

Cuando el principal líder de China, Xi Jinping, recibe al presidente Vladimir V. Putin de Rusia en China esta semana, habrán pasado más de dos años desde que los dos líderes autocráticos declararon una asociación “sin límites” para hacer frente a lo que consideran un acoso e interferencia estadounidense.

Los crecientes desafíos de Occidente han puesto a prueba los límites de esa asociación.

El Sr. Xi está caminando por una cuerda floja cada vez más estrecha, bajo una creciente presión diplomática y económica para frenar el apoyo chino a Rusia y su guerra en Ucrania. Un abrazo más estrecho a Mr. Putin ahora podría alienar aún más a Europa, un socio comercial clave, mientras que Beijing busca mejorar su imagen en Occidente y retener el acceso a las exportaciones chinas para revitalizar su lenta economía.

“China ve a Rusia como un socio estratégico importante y quiere dar a Putin el debido respeto, pero también quiere mantener relaciones sólidas con Europa y Estados Unidos por razones económicas y más allá. Es un acto de equilibrio muy difícil”, dijo Shen Dingli, un académico de relaciones internacionales con sede en Shanghai.

Por su parte, Mr. Putin puede estar poniendo a prueba el apetito de riesgo de Mr. Xi, mientras intenta disuadir a las naciones occidentales de apoyar más activamente a Ucrania. La semana pasada, mientras el Sr. Xi estaba en Francia reuniéndose con el presidente Emmanuel Macron, Mr. Putin ordenó ejercicios para el uso de armas nucleares tácticas. La medida se interpretó como la advertencia más explícita hasta ahora de que Rusia podría utilizar armas nucleares tácticas en la guerra, algo contra lo que Mr. Xi ha trazado una línea explícita.

LEAR  Elegir el casco de realidad virtual adecuado: una guía completa

Es probable que el líder ruso presione a Mr. Xi para obtener más apoyo para mantener la economía aislada de su país y su maquinaria de guerra en Ucrania.

“Es mucho más modo de supervivencia. Estás en una situación de guerra”, dijo Alexander Gabuev, director del Carnegie Russia Eurasia Center y experto en relaciones sino-rusas.

Para Mr. Putin, el invertir en China “es un lujo que ya no tiene”, añadió.

Olivia Wang contribuyó con el reportaje.