Peligros de ser hackeado en Facebook

Es cierto que Facebook es la red social más famosa del momento, casi todos tenemos una cuenta en este sitio. Pero esta posibilidad de reunir personas y hacer que compartamos buenos momentos con nuestros amigos y familiares, también podría ser vista como un punto débil.

Esto es un hecho, ya que en esta página todos introducen una cantidad bárbara de información personal. Desde nuestros gustos musicales y culinarios hasta nuestra dirección, la cual puede ser vista en un perfil de Facebook.

Esto es lo que lo hace atractivo para cualquier persona maliciosa, pues con toda esta información en manos podrían hacer lo que quieran y a cualquier nivel, porque los hackers pueden ser ladrones, estafadores o incluso niños que quieren jugar malas bromas. Es por ello que, Facebook es muy peligroso a pesar de que siempre están actualizando la página para que sea más segura.

Todos somos posibles víctimas, una prueba de ello son el sin fin de noticias acerca de personas estafadas, raptadas o robadas por alguien quien hackeó su cuenta de Facebook.

Con toda la información básica que pide el perfil de Facebook, ya es más que suficiente para una persona con malas intenciones. Aunque quienes más peligro sufren son los adolescentes con una vida social activa. No es que esté mal salir con sus amigos y subir fotos de los lugares visitados, pero sí hay que tener en cuenta de quién podría estar viendo dichas fotos.

Publicidad

Si nuestra familia es el objetivo de un ladrón, por ejemplo, basta con que él/ella conozca la ubicación de un miembro de la misma para así raptarla o entrar a nuestra casa cuando esa persona no esté cerca. Son cosas muy a tomar en cuenta, por ello, se recomienda usar la privacidad que ofrece Facebook para que solo nuestros amigos y familiares tengan acceso a nuestra información.

Sin embargo, el peligro mayor no es simplemente alguien observando nuestro perfil. Muchos hackers han penetrado las defensas de Facebook usando ‘sitios clones’ para obtener nuestros datos, y lo peor es que han hecho guías para que muchas personas realicen este método, por lo tanto, cualquier persona con conocimientos básicos de informática podría hackearnos.

¿Cómo funcionan estos sitios?

Si una víctima da clic en un enlace, ya sea por casualidad o porque se le incitó a ello, podría sufrir de un intento de hackeo. Normalmente, estos enlaces reenvían a la víctima a una página idéntica a la de inicio de sesión de Facebook. Una vez ahí, se le pide, de la misma manera que la página original de Facebook, su nombre de usuario y contraseña. Si se colocan estos datos y se ‘accede’ a esta web, toda su información será enviada a la persona maliciosa.

Así de simple funciona el hackeo, y por ello decimos que cualquiera podría hacerlo. Una vez nos hayan robado nuestra identidad, podrían planear hacer cosas peores. Por ejemplo, si nosotros no éramos el objetivo sino un conocido nuestro, el maleante podría fingir ser esa persona para hacer que la nueva víctima vaya a un sitio en específico, o también está la posibilidad de que en nuestro perfil tengamos fotos intimas con las que podríamos ser chantajeados para obtener dinero a cambio.

Esto es solo la punta del iceberg y el método más común, pero también se puede hackear facebook mediante el envío de un correo electrónico con un método bastante parecido al anterior. Por ejemplo, se puede enviar un mensaje exactamente idéntico a como lo enviaría Facebook, esto haría que la víctima entre en confianza y proceda a caer en la trampa, uno de los más comunes es el que “por medidas de seguridad” se pide que se ingrese la contraseña, y de colocar este dato, ya se estaría siendo víctima.

¿Cómo evitar esto?

Hay que tener mucha precaución, si vemos a una persona la cual incluso sea de nuestro entorno social,  y se nota muy persistente con el tema de acceder a un link, lo mejor es ignorarla y dejarla pasar por alto porque podría tratarse de otra persona.

Con respecto a los correos, acá es un poco más difícil de detectar, pero igual hay que ser desconfiados. Hay que revisar muy bien el enlace al que se accede porque puede que en el correo diga que es de Facebook, pero si al entrar se cambia a un sitio extraño, lo mejor es salirse de ahi inmediatamente y no colocar ningún dato.

Publicidad

2 comentarios

  1. Aimer Alvaruchiz Santiz
    • Jorge