Las mejores cámaras acuáticas del 2017

Pueden ser algo robustas o toscas por sus diseños, pero las mejores cámaras acuáticas del 2017 a prueba de agua forman parte de las herramientas que todo aventurero debe tener, además de que también pueden lidear con caídas sin ningún problema; y las mejores de ellas se encuentran en grandes marcas como Olympus, Nikon, y Panasonic.

Cabe destacar que, al igual que la mayoría de las cámaras digitales modernas, las cámaras a prueba de agua tienen una amplia gama de opciones y características disponibles. Los ajustes para la calidad de la imagen, la exposición y la velocidad de obturación están dentro de los menús, y muchas cámaras vienen con efectos de imagen para añadir un toque artístico.

Es por ello que, a continuación, se mostrarán las mejores cámaras acuáticas que se pueden encontrar en el mercado actual. 😉

Olympus Tough! TG-4

Pocas cámaras robustas pueden igualar la excepcional calidad de construcción del TG-4 y la sensación robusta de confianza. Ciertamente, desde el momento en que lo usamos, el TG-4 está construido para sobrevivir prácticamente cualquier cosa que se le pueda lanzar, literalmente.

Un diseño robusto y controles bien diseñados hacen que usar a la TG-4 cualquier clima sea un placer. También, está llena de características útiles para cuando se está fuera de la civilización, como un sistema GPS fácil de usar, brújula electrónica, un sistema de latitud y de manómetros.

Panasonic Lumix FT5 / TS5

El FT5 de Panasonic (llamado TS5 en USA) puede estar recibiendo bastante atención hoy en día, y todavía puede sorprendernos como una de las mejores cámaras del momento. Un zoom óptico de 4,6x proporciona un rango focal de 28-128mm, y está estabilizado ópticamente para suavizar el movimiento de la cámara. Sin embargo, una distancia mínima de enfoque de 5 cm no llega a los modos macro de 1 cm ofrecidos por muchos competidores.

Tiene un impresionante monitor LCD, el cual hace que sea fácil de ejecutar las tomas, mientras que, el sistema de autofoco rápido y fiable y la medición precisa de la exposición, aseguran que las imágenes resulten espectaculares, ya sea por encima o por debajo del agua.

Tiene varios factores extras como GPS, Wi-Fi con control remoto de cámara y tecnología NFC para compartir imágenes fácilmente, haciendo a la FT5 formar parte de las cámaras todo terreno.

Nikon Coolpix AW130

El AW130 viene totalmente cargado con una serie de características excepcionales como un sistema GPS excelente, mapa del mundo interactivo y conectividad Wi-Fi; además de un altímetro y medidor de profundidad submarina.

El AW130 también ofrece un monitor de OLED de 921k puntos de alta resolución, pero quizás lo más impresionante de todo es que el AW130 puede funcionar hasta una profundidad de 30 metros.

Canon PowerShot D30

El diseño de la D30 ofrece controles de gran tamaño, los cuales hacen que la cámara sea excepcionalmente fácil de manejar, incluso cuando se está bajo del agua mientras usamos guantes.

El D30 sin duda proporciona una gran experiencia al usarlo bajo el agua, pero es necesario destacar que, la calidad de la imagen es abrumadoramente decepcionante; su sensor de 12,1 MP y el procesador DIGIC 4 empiezan a mostrar su edad y son propensos a generar niveles de ruido apreciables a ISO 400 y superiores.

Al menos los niveles de detalle son relativamente altos y hay poca evidencia de manchas. El D30 cuenta con el etiquetado de ubicación GPS, pero no graba datos de altitud o profundidad, mientras que tampoco hay conectividad Wi-Fi.

No hay duda de que la PowerShot D30 es una maravilla impermeable, la cual puede bajar a 25 metros, pero aparte de esto y sus beneficios ergonómicos, ha sido superada por la competencia. Eso sí, para los que busquen comodidad de uso, esta podría ser la mejor opción.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados