La inflación del consumidor en China aumenta ligeramente en una señal de lenta recuperación económica.

Manténgase informado con actualizaciones gratuitas

La inflación al consumidor de China aumentó ligeramente en abril, mientras que los precios de fábrica continuaron cayendo, lo que apunta a una recuperación complicada en la segunda economía más grande del mundo, mientras Beijing lucha contra la demanda del consumidor rezagada y las tensiones comerciales globales.

El índice nacional de precios al consumidor aumentó un 0,3 por ciento interanual en abril, según las estadísticas oficiales publicadas el sábado, subiendo desde el aumento del 0,1 por ciento en marzo, con incrementos de precios en áreas como energía, educación y turismo compensando la caída de los costos de alimentos.

La economía de China había sido afectada por precios de consumo estancados o en descenso durante casi un año, con los 1.4 mil millones de consumidores del país optando ampliamente por ahorrar en lugar de gastar después de la pandemia de Covid-19.

Pero un tercer mes consecutivo de inflación al consumidor en abril sugiere cierta estabilización de la demanda interna a pesar de la crisis de larga duración en el importante mercado inmobiliario.

La lectura de la inflación, mejor de lo previsto (0,2 por ciento) por economistas encuestados por Bloomberg, se produjo cuando el presidente Xi Jinping se apoya en un renacimiento de la manufactura, especialmente en industrias de alta tecnología, para impulsar el crecimiento económico y compensar la desaceleración del sector inmobiliario.

La estrategia ha generado temores crecientes entre líderes occidentales de importaciones chinas baratas inundando sus mercados, especialmente a medida que los precios en declive en el sector manufacturero del país hacen que los productos chinos sean más económicos.

LEAR  El Papa Francisco llama al predecesor Benedicto una figura clave de transición

Los datos del Instituto Nacional de Estadística publicados el sábado mostraron que los precios en el sector industrial de China en abril seguían estancados en territorio negativo. El índice de precios al productor disminuyó un 2,5 por ciento en comparación con el año anterior el mes pasado, después de una caída del 2,8 por ciento en marzo y del 2,7 por ciento en febrero.

Los analistas dijeron que los precios en el sector manufacturero, tan importante, podrían ser un mejor indicador de la verdadera salud de la economía.

“Los fabricantes chinos tienen volumen pero no tienen precios”, dijo Chen Long de Plenum, una firma de investigación con sede en Beijing.

“El crecimiento del PIB en términos reales parece bastante decente, pero si se mira el crecimiento del PIB nominal y los beneficios corporativos —producen mucho, pero no ganan mucho dinero porque los precios están cayendo”, agregó.

Los beneficios de las empresas chinas cotizadas en bolsas nacionales cayeron un 5 por ciento interanual en el primer trimestre, excluyendo la industria financiera, señaló.

Los datos publicados el jueves mostraron que el valor de las exportaciones de China en dólares aumentó un 1,5 por ciento interanual en abril, pero los analistas dijeron que el crecimiento de las exportaciones en términos de volumen ha estado más cerca del 10 por ciento o más en los últimos meses. La tendencia está generando tensiones renovadas con los socios comerciales más importantes de China, incluyendo la UE y los EE.UU.

El líder francés Emmanuel Macron y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, advirtieron esta semana a Xi durante una visita al continente que la UE necesitaba protegerse de las importaciones chinas baratas. En los EE.UU., la administración Biden planea aumentar los aranceles a los vehículos eléctricos chinos y otras importaciones de energía verde la próxima semana.

LEAR  Acciones que hacen los movimientos más grandes a mediodía: NVDA, MRVL, COST, LLYAcciones que experimentan los mayores cambios a mediodía: NVDA, MRVL, COST, LLY

Ante ello, Xi ha restado importancia a las preocupaciones de los líderes occidentales. Les dijo al canciller alemán Olaf Scholz el mes pasado que las exportaciones de China estaban ayudando a aliviar la inflación global, y esta semana les dijo a los líderes europeos que China no tenía un problema de exceso de capacidad.