La convergencia de TI y tecnología operativa (OT)

En el panorama tecnológico actual en rápida evolución, la convergencia de TI (tecnología de la información) y OT (tecnología operativa) se está volviendo cada vez más importante para las organizaciones de todas las industrias. A medida que se difuminan las líneas entre los sistemas de TI tradicionales y los sistemas de control industrial, la necesidad de integración y colaboración entre estos dos ámbitos nunca ha sido mayor.

TI y OT tradicionalmente han operado en silos separados dentro de las organizaciones. TI se ha centrado en gestionar y proteger los sistemas y datos empresariales, mientras que OT se ha centrado en monitorear y controlar procesos y equipos industriales. Sin embargo, a medida que las industrias se vuelven más impulsadas y conectadas digitalmente, la convergencia de TI y OT es esencial para optimizar las operaciones, reducir costos y mejorar la eficiencia general.

Uno de los impulsores clave detrás de la convergencia de TI y OT es el auge del Internet industrial de las cosas (IIoT). IIoT permite la recopilación y el análisis de datos de equipos y activos industriales, proporcionando información valiosa que puede ayudar a las organizaciones a tomar decisiones más informadas y mejorar la productividad general. Como resultado, los equipos de TI y OT deben trabajar juntos para garantizar que los sistemas IIoT se integren perfectamente con los sistemas de TI empresariales y cuenten con las medidas de ciberseguridad necesarias para proteger contra posibles amenazas.

La convergencia de TI y OT también genera la necesidad de nuevos conjuntos de habilidades dentro de las organizaciones. Los profesionales de TI deben tener un conocimiento profundo de los procesos y equipos industriales, mientras que los profesionales de OT deben ser competentes en ciberseguridad y gestión de redes. Esta polinización cruzada de conocimientos y habilidades es esencial para fomentar la colaboración e impulsar la innovación en toda la organización.

LEAR  Mejora de la seguridad pública con servicios de emergencia impulsados ​​por 5G

Además, la convergencia de TI y OT tiene implicaciones importantes para la ciberseguridad. A medida que los sistemas industriales se vuelven más conectados a las redes empresariales y a Internet, se expande la superficie de ataque para posibles amenazas cibernéticas. Esto hace que sea esencial que los equipos de TI y OT trabajen juntos para implementar medidas sólidas de ciberseguridad que puedan proteger tanto los sistemas de TI tradicionales como los sistemas de control industrial de posibles ataques.

La convergencia de TI y OT también genera nuevas oportunidades para que las organizaciones aprovechen tecnologías avanzadas como la inteligencia artificial, el aprendizaje automático y el análisis predictivo. Estas tecnologías se pueden aplicar a entornos OT para optimizar los programas de mantenimiento, mejorar el rendimiento de los equipos y reducir el tiempo de inactividad. Los equipos de TI y OT deben colaborar para garantizar que estas tecnologías se integren perfectamente en los sistemas existentes y puedan ofrecer un valor comercial tangible.

En conclusión, la convergencia de TI y OT es un cambio fundamental que está remodelando la forma en que las organizaciones operan y administran su infraestructura tecnológica. Al fomentar la colaboración entre los equipos de TI y OT, las organizaciones pueden desbloquear nuevas oportunidades de innovación, mejorar la eficiencia operativa y seguir siendo competitivas en la economía digital actual. A medida que la convergencia de TI y OT continúa evolucionando, las organizaciones que adopten este cambio estarán bien posicionadas para prosperar en la era digital.