Estados Unidos detalla medidas a Israel para reducir muertes de civiles.

Como periodista con experiencia, podrías redactar el contenido de la siguiente manera:

Los estadounidenses afirman que la enérgica respuesta de Israel al ataque de Hamas el 7 de octubre, en el que murieron más de 1.400 personas y más de 200 fueron tomadas como rehenes, refleja la importancia que le atribuye a restablecer la disuasión contra los ataques de los adversarios en la región. Según funcionarios, el aura de poder del ejército israelí quedó debilitada por el ataque del 7 de octubre.

La crisis humanitaria en Gaza, donde el ministerio de salud dirigido por Hamas afirma que más de 9.400 personas han muerto, ha provocado indignación en la región, en Estados Unidos y en todo el mundo, lo que ha llevado a la administración Biden a ser más vocal al afirmar que Israel debe hacer más para proteger a los civiles.

El señor Blinken instó a Israel a aceptar una serie de pausas en los combates para facilitar el flujo de ayuda humanitaria a Gaza y la salida de extranjeros de la zona, pero el señor Netanyahu rechazó la idea, diciendo que cualquier pausa estaría condicionada a la liberación de todos los rehenes israelíes.

En las primeras dos semanas de la guerra, aproximadamente el 90 por ciento de las municiones que Israel lanzó en Gaza fueron bombas guiadas por satélite de 1.000 a 2.000 libras, según un alto funcionario militar de Estados Unidos. El resto eran bombas de 250 libras de diámetro reducido.

Ante la pregunta sobre la solicitud de Estados Unidos de utilizar bombas más pequeñas, un portavoz de las Fuerzas de Defensa de Israel, el Mayor Nir Dinar, dijo: “No hacemos comentarios sobre municiones y nuestras conversaciones con aliados”.

LEAR  Nanomateriales para el tratamiento sostenible del agua

Israel utilizó al menos dos bombas de 2.000 libras durante un ataque aéreo el martes en Jabaliya, una zona densa al norte de la Ciudad de Gaza, según expertos y un análisis realizado por The New York Times de imágenes de satélite, fotos y videos.

Funcionarios militares estadounidenses afirman que las bombas más pequeñas son mucho más adecuadas para los entornos urbanos densos de Gaza. Sin embargo, Israel ha acumulado a lo largo de los años reservas de bombas más grandes, originalmente destinadas a atacar posiciones militares fortificadas de Hezbollah en Líbano.

Estados Unidos está tratando de enviar más bombas pequeñas a Israel, según el alto funcionario militar. Si Estados Unidos logra que esas municiones más pequeñas lleguen a Israel, los funcionarios estadounidenses esperan poder ayudar a Israel a mitigar el riesgo para los civiles.

Estados Unidos también ha aumentado la cantidad de inteligencia que está recopilando en Gaza: drones estadounidenses están volando sobre la zona para buscar rehenes de Hamas y otros grupos, y los satélites militares de Estados Unidos han sido redirigidos para monitorear la zona. Estados Unidos también está utilizando aviones en los dos portaaviones en el Mediterráneo para ayudar a recopilar inteligencia adicional, incluyendo intercepciones electrónicas.

Si bien Estados Unidos ha aumentado la cantidad de inteligencia que comparte con Israel, los funcionarios estadounidenses destacan que no están ayudando a Israel a seleccionar objetivos para los ataques.

Los funcionarios estadounidenses creen que cuanto menos cauteloso sea Israel y mayor sea el número de muertes de palestinos, más rápido aumentará la presión sobre sus líderes para poner fin a la operación militar. Los funcionarios estadounidenses les dicen que una campaña más dirigida podría durar más tiempo y causar más daño sostenido a la ala militar de Hamas.

LEAR  Funcionario noruego renuncia por plagio después de tomar medidas en contra de ello.

“Hacemos todo lo posible para destruir solo a Hamas, sin dañar a los civiles”, dijo Iddo Ben-Anat, subcomandante de una brigada que lidera parte de la invasión israelí a Gaza.

Líderes árabes se reunieron con el señor Blinken en Amán, Jordania, el sábado, y exigieron un alto el fuego inmediato, aumentando la presión sobre la administración Biden para que haga más para frenar la campaña israelí.

Pero el señor Blinken rechazó públicamente la idea, diciendo: “En nuestra opinión, un alto el fuego en este momento simplemente dejaría a Hamas en su lugar, y le permitiría reagruparse y repetir lo que hizo el 7 de octubre”.

Los legisladores demócratas y los expertos en terrorismo han dicho que cuanto mayor sea el número de víctimas civiles, mayor será el resentimiento que se construirá en Gaza, resentimiento que Hamas puede utilizar para obtener más apoyo.

El representante Seth Moulton, demócrata de Massachusetts y veterano de la guerra de Irak, dijo que el mayor error de Estados Unidos en ese conflicto fue tratar de proporcionar “soluciones militares a problemas fundamentalmente políticos”.

“Israel no va a ganar su guerra contra Hamas, a la cual tiene todo el derecho de combatir, solo con medios militares”, dijo el señor Moulton. “Y a menudo los medios militares equivocados, como bombas que matan a demasiados civiles, dificultan alcanzar un final político”.

En la conferencia de prensa en Tel Aviv, el señor Blinken pareció reconocer de manera oblicua ese riesgo, argumentando que si bien Hamas necesita ser derrotado “físicamente”, la comunidad internacional necesita asegurarse de que Hamas no gane más seguidores en el proceso.

El señor Blinken afirmó que Hamas debe ser combatido no solo con fuerza militar, sino también con “un futuro mejor, con una visión mejor” para el pueblo palestino.

LEAR  An official says Russia seems ready to buy ballistic missiles from IranUna fuente oficial dice que Rusia está lista para comprar misiles balísticos de Irán

“Porque en ausencia de eso, incluso después de Hamas, aquellos que entonan el canto a la nada encontrarán oídos receptivos”, dijo el señor Blinken.