El extraño complot de asesinato chino detrás de ‘El problema de los tres cuerpos’ de Netflix

Lin Qi era un multimillonario con un sueño. El magnate de los videojuegos quería convertir una de las novelas de ciencia ficción más famosas de China, “El Problema de los Tres Cuerpos”, en un éxito global. Había comenzado a trabajar con Netflix y los creadores de la serie de HBO “Game of Thrones” para llevar la saga de invasión alienígena a audiencias internacionales.

Pero el Sr. Lin no vivió para ver el estreno de “3 Cuerpos” en Netflix el mes pasado, atrayendo a millones de espectadores.

Fue envenenado en Shanghai en 2020, a la edad de 39 años, por un colega descontento, en un asesinato que tuvo a los círculos tecnológicos y de videojuegos del país en vilo, donde él era una prominente estrella en ascenso. Ese colega, Xu Yao, un ex ejecutivo de 43 años de la compañía del Sr. Lin, fue condenado el mes pasado a muerte por asesinato por un tribunal en Shanghai, que calificó sus acciones de “extremadamente despreciables”.

El tribunal ha hecho públicos pocos detalles específicos, pero el asesinato del Sr. Lin fue, como lo describió un medio de comunicación chino, “tan extraño como una superproducción de Hollywood”. Informes de medios chinos, citando fuentes de su empresa y documentos judiciales, han descrito una historia de mortal ambición corporativa y rivalidad con un tono macabro. Marginado en el trabajo, el Sr. Xu, al parecer, buscó vengarse con una planificación meticulosa, incluyendo la experimentación con venenos en pequeños animales en un laboratorio improvisado. (No solo mató al Sr. Lin, sino que también envenenó a su propio reemplazo)

Mr. Lin había gastado millones de dólares en 2014 comprando derechos de autor y licencias relacionadas con el libro original de ciencia ficción chino, “El Problema de los Tres Cuerpos”, y otros dos de una trilogía escrita por el autor chino Liu Cixin. “El Problema de los Tres Cuerpos” cuenta la historia de un ingeniero, llamado por las autoridades chinas para investigar una serie de suicidios de científicos, que descubre un complot extraterrestre. Mr. Lin quería construir una franquicia de programas de televisión y películas globales al estilo de “Star Wars” basadas en las novelas.

LEAR  Los mayores defensores de los combustibles fósiles de Canadá presentan su caso en la conferencia climática.

Mr. Lin eventualmente se asoció con David Benioff y D.B. Weiss, los creadores de la serie de televisión “Game of Thrones”, para trabajar en el proyecto de Netflix. La empresa de videojuegos del Sr. Lin, Youzu Interactive, conocida como Yoozoo en inglés, no es ajena al éxito de HBO; su lanzamiento más conocido es un juego de estrategia en línea basado en la serie llamado “Juego de Tronos: el Invierno se Acerca”.

El destino del Sr. Lin cambiaría cuando contrató a Mr. Xu, un abogado, en 2017 para dirigir una subsidiaria de Yoozoo llamada The Three-Body Universe que tenía los derechos de las novelas de Mr. Liu. Pero poco después, Mr. Xu fue degradado y su salario fue reducido, aparentemente por su bajo rendimiento. Según la revista empresarial china Caixin, se enfureció.

Mientras Mr. Xu planeaba su venganza, informó Caixin, construyó un laboratorio en un distrito periférico de Shanghai donde experimentaba con cientos de venenos que compraba en la web oscura, probándolos en perros, gatos y otros animales domésticos. Caixin dijo que Mr. Xu estaba fascinado e inspirado por la exitosa serie de televisión estadounidense “Breaking Bad”, sobre un maestro de química con cáncer que se enseña a sí mismo a hacer y vender metanfetamina, convirtiéndose eventualmente en un capo del narcotráfico.

Entre septiembre y diciembre de 2020, Mr. Xu comenzó a mezclar bebidas como café, whisky y agua potable con cloruro de metilmercurio y las llevaba a la oficina, informó Caixin, citando documentos judiciales. Los detalles del informe no pudieron ser confirmados de manera independiente.

Las llamadas a Yoozoo y al tribunal de Shanghai no obtuvieron respuesta. Netflix no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

LEAR  Central de Ofertas Navideñas: Ofertas exclusivas en los mejores accesorios y aplicaciones para iPhone, iPad, Mac y más

“La trama es tan extraña como una superproducción de Hollywood, y la técnica es lo suficientemente profesional como para ser llamada la versión china de ‘Breaking Bad'”, dijo el mes pasado Phoenix News, un medio de comunicación chino.

Según un artículo de The Hollywood Reporter en enero, el Sr. Benioff dijo que el asesinato fue “ciertamente inquietante.” “Cuando trabajas en esta industria, esperas que surjan todo tipo de problemas. Envenenar al jefe generalmente no es uno de ellos”, fue citado diciendo.

La policía arrestó a Mr. Xu el 18 de diciembre de 2020, dijo el Tribunal Popular Intermedio No. 1 de Shanghai en su cuenta oficial de WeChat al anunciar el veredicto y la sentencia. Mr. Xu supuestamente se negó a confesar el crimen y no reveló qué veneno había usado, complicando los esfuerzos de los médicos por salvar la vida del Sr. Lin.

El tribunal dijo que Mr. Xu había planeado envenenar al Sr. Lin y a otras cuatro personas durante una disputa en la oficina. Su publicación incluía una foto de Mr. Xu con gafas en la sala del tribunal llevando un saco beige demasiado grande y rodeado de tres agentes de policía. El comunicado dijo que más de 50 personas, incluidos miembros de la familia de Mr. Xu y Mr. Lin, asistieron a la sentencia.

The Three-Body Universe, la subsidiaria de Yoozoo, no respondió a una solicitud de comentarios, pero su director ejecutivo, Zhao Jilong, publicó en su cuenta de WeChat, “Se ha hecho justicia”, según los medios estatales chinos.

Antes de su prematuro fallecimiento, Mr. Lin era algo así como una celebridad en el mundo de los jóvenes emprendedores chinos. Había construido su fortuna a principios de la década de 2010, aprovechando la popularidad de los juegos móviles. Su intento de popularizar las novelas de Mr. Liu fue un raro intento de exportar la cultura popular china, algo que ha eludido a China mientras su gobierno anhela ejercer el mismo poder blando que los Estados Unidos comandan con sus películas, música y estrellas deportivas.

LEAR  Fintech y la evolución de los pagos transfronterizos

Seis años después de que “El Problema de los Tres Cuerpos” se publicara por primera vez en 2008, se lanzó una versión en inglés traducida por Ken Liu que recibió un amplio reconocimiento. El libro ganó el Premio Hugo, un importante premio de ciencia ficción, a la mejor novela. Contaba entre sus seguidores con Barack Obama y Mark Zuckerberg.

Aunque Netflix no está disponible en China, “3 Cuerpos” ha generado reacciones negativas entre los espectadores chinos que han podido acceder a la plataforma mediante el uso de redes privadas virtuales, o que han visto versiones pirateadas del programa. Usuarios en las redes sociales chinas expresaron su enojo por la adaptación de Netflix que occidentalizó aspectos de la historia, y dijeron que el programa buscaba demonizar a algunos de los personajes chinos.

Incluso el ala propagandística del Ejército de Liberación del Pueblo se ha pronunciado sobre la serie. En un editorial publicado el sábado en su sitio web, China Military Online, calificó a la serie de Netflix como un ejemplo de “hegemonía cultural” estadounidense.

“Puede verse claramente que después de que Estados Unidos se apoderara de esta popular propiedad intelectual con su fuerza superpoderosa, quiso transformarla y volver a hacerla”, dijo el editorial. “El propósito era eliminar en la medida de lo posible la reputación de la China moderna”.

Li You contribuyó con la investigación.