Cómo migrar de Windows XP a OS X

A solo días del final del soporte de Microsoft para con Windows XP, aquellos usuario que deseen cambiar rotundamente y probar en sus equipos el sistema OS X Mavericks, a continuación les informamos los detalles que necesitan tener en cuenta para hacer la migración.

Para aquellos que no conozcan mucho sobre el sistema desarrollada por Apple, necesitan saber que saltar de un sistema operativo a otro ya no solo significa copias archivos, pues también es necesario gestionar las cuentas de usuario de todos los servicios. Justamente el paso a seguir es contar con una cuenta de la empresa de Cupertino.

Así como sucede con los sistemas Google y de Microsoft, para utilizar OS X y/o iOS indefectiblemente es necesario contar con una cuenta de Apple. Para quienes no tienen del todo claro qué significa esto, poseer un Apple ID, ID de Apple, cuenta de iCloud, iTunes o de iTunes Store, significa todo lo mismo: es una cuenta de usuario de la compañía de la manzanita. Si uno ya se encuentra registrado en alguno de estos servicios, no hace falta realizar una nueva.

Si no se posee una cuenta, solo hay que registrarse desde el siguiente enlace. Solo se pedirá el nombre, correo electrónico, número de teléfono y una contraseña que se puede blindar con tres preguntas de seguridad y un sistema de inicio de sesión en dos pasos. También se requerirá un método de pago para las compras en las tiendas digitales de Apple, aunque se puede optar por no introducir nada.

A través de esa cuenta de Apple, es viable trasladar los datos más básicos, tales como los contactos, calendarios y correos. Si se tiene una cuenta de Exchange, se puede configurarla con un simple paso desde las preferencias del sistema, en la sección Cuentas de Internet.

Si lo que se posee es una cuenta de Outlook que se desea gestionar localmente, es viable configurarla usando IMAP a través del cliente de correos de Apple. Solo es necesario acceder a esa aplicación, y en la sección “Cuentas” pulsar en el “botón +” para añadir una nueva cuenta de correo de tipo “Otra cuenta de correo”.

Finalmente, tras haber introducido la cuenta de correo y contraseña, todo se configurará automáticamente. Si no se tiene una posee un registro moderno de Microsoft y se continúa utilizando @hotmail puede haber algunos problemas, pues algunas veces termina funcionando y otras no. Es por ello que es recomendable crearse una con la finalización @outlook.com para poder iniciar sesión Hotmail.

Vale recordar que la migración de otros ficheros ya depende de sus tipos y de los servicios que se utilicen, ya que como Apple no torga soporte a Windows XP solo es viable transferirlos manualmente. Por suerte, todos los servicios de almacenamiento en la nube más populares cuentan con integración sin problemas con OS X.

Comentarios
Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Post Relacionados